Buscar en este blog

jueves, 22 de abril de 2021

OBSERVATORIO ECONÓMICO - AUTONOMÍA LEÓN - 2021

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OBSERVATORIO ECONÓMICO

 

Evolución de las tres provincias de la Región Leonesa durante el período autonómico

 

 

AUTONOMÍA LEÓN

2021

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

V.02-022021

 

 

León, 27 de febrero de 2021


 

ANTECEDENTES Y ARGUMENTOS

Proyecto León es un grupo de opinión, debate y pensamiento comprometido con la realidad leonesa. Nuestro colectivo se caracteriza por realizar propuestas constructivas desde 2008. La trayectoria del grupo y los contenidos elaborados pueden ser consultados en su página web.

En 2020 hemos elaborado un informe económico para una valoración global de la Región Leonesa y de las provincias de León, Zamora y Salamanca. Hemos ponderado la situación dentro de la autonomía, así como una comparación con el resto de provincias similares -en el caso de las provincias leonesas- y de las autonomías y regiones -en el caso de la Región Leonesa-. Finalmente, los miembros de Proyecto León hemos planteado la posibilidad de convertir esta evaluación en un observatorio económico anual: el Observatorio Económico Autonomía León.

Este análisis económico de León requiere revisar los tres pilares que definen la coyuntura de cualquier sociedad: demografía, renta y empleo. Cualquier otro parámetro económico que se mida tiene reflejo en todos o alguno de estos tres. En consecuencia, nos parece redundante e innecesariamente prolijo entrar al análisis de otras variables, cuando las conclusiones no lo requieren para su justificación.

Somos conscientes de que las grandes dimensiones de la provincia de León y la existencia de dos ámbitos liderados por las ciudades de León y Ponferrada, distantes 115 kms., aconsejan obtener datos de ambos espacios. Proyecto León constata la ausencia de fuentes para lograr medir los datos previstos, con la salvedad de los demográficos. Son estos los incorporados en la presente edición del Observatorio Económico Autonomía León.


 

ANÁLISIS DEMOGRÁFICO

Nuestro examen de cómo ha evolucionado la población se basa en las tablas del padrón municipal del Instituto Nacional de Estadística (INE). Lamentablemente, ni en este parámetro ni en otros disponemos de cifras consolidadas de Ponferrada y su territorio adyacente, como segundo núcleo concentrador de población de la provincia.

Estas tablas proporcionan la serie provincial 1986-2020, que hemos utilizado para conocer la evolución. La situación actual en cada provincia leonesa se compara con la de otras similares ahora y hace 34 años, lo que facilita la valoración de lo experimentado por las provincias de la Región Leonesa.

 

 

 

 

 

ANÁLISIS DEMOGRÁFICO PROVINCIAL

 

 

 

 

 

 

Población 1986

Población 2020

Diferencia 1986 – 2020

Datos relativos (%)

Evolución 1986 – 2020

Datos absolutos

 

 

 

 

 

Total España

38.473.418

47.450.795 

23,33%

8.977.377

 

 

 

 

 

COHORTE LEÓN

 

 

31 Navarra

515.900

661.197

28,16%

145.297

39 Cantabria

522.664

582.905

11,52%

60.241

47 Valladolid

491.093

520.649

6,01%

29.556

24 León

530.983

456.439

-14,03%

-74.544

 

 

 

 

 

COHORTE SALAMANCA

 

 

01 Araba/Álava

267.728

333.940

24,73%

66.212

26 La Rioja

260.024

319.914

23,03%

59.890

09 Burgos

359.242

357.650

-0,44%

-1.592

37 Salamanca

359.285

329.245

-8,36%

-30.040

 

 

 

 

 

COHORTE ZAMORA

 

 

40 Segovia

150.634

153.478

1,88%

2.844

42 Soria

97.734

88.884

-9,06%

-8.850

05 Ávila

181.917

157.664

-13,33%

-24.253

34 Palencia

189.433

160.321

-15,37%

-29.112

49 Zamora

222.006

170.588

-23,16%

-51.418

Tabla 01. Orden regresivo en función de la columna “Diferencia 1986-2020 – Datos relativos (%)


 

Como se aprecia, las 3 provincias leonesas tienen el peor comportamiento en sus cohortes. Son las de evolución más desfavorable en la autonomía y también respecto a otras provincias cercanas de tamaño similar. Abundando en ello, Zamora y León están entre las cuatro últimas provincias de España por su negativa evolución.

El desglose de la provincia de León distinguiendo entre el territorio del Consejo Comarcal del Bierzo a partir de los datos del INE queda como sigue:

 

ANÁLISIS DEMOGRÁFICO DE LA PROVINCIA DE LEÓN

 

 

 

 

 

 

Población 1986

Población 2020

Diferencia 1986 – 2020

Datos relativos (%)

Evolución 1986 – 2020

Datos absolutos

 

 

 

 

 

León

530.983

456.439

-14,03%

-74.544

Consejo Comarcal del Bierzo

143.668

122.394

-14,81%

-21.274

Resto de León

387.315

334.045

-13,75%

-53.270

Tabla 02. Orden regresivo en función de la columna “Diferencia 1986-2020 – Datos relativos (%)

 

Observamos que hay una diferencia aproximada de un punto en la evolución de la población correspondiente a los municipios del CCB (creado en 1991) y el resto de la provincia de León durante los últimos 34 años.

Igualmente establecemos la comparativa autonómica y regional, encabezada por el dato nacional, en la que exponemos la posición de Castilla y León, de la Región Leonesa (3 provincias) y la Región Castellana (6 provincias).

La comparativa entre las demografías autonómicas y regionales es la siguiente:

 

ANÁLISIS DEMOGRÁFICO AUTONÓMICO Y REGIONAL

 

 

 

 

 

 

Población

1986

Población

2020

Diferencia 1986 – 2020

Datos relativos (%)

Evolución 1986 – 2020

Datos absolutos

 

 

 

 

 

Total España

38.473.418

47.450.795

23,33%

8.977.377

 

 

 

 

 

04 Islas Baleares

680.933

1.171.543

72,05%

490.610

19 Melilla

52.388

87.076

66,21%

34.688

14 Región de Murcia

1.006.788

1.511.251

50,11%

504.463

05 Canarias

1.466.391

2.175.852

48,38%

709.461

13 Comunidad de Madrid

4.780.572

6.779.888

41,82%

1.999.316

10 Comunidad Valenciana

3.732.682

5.057.353

35.49%

1.324.671

09 Cataluña

5.978.638

7.780.479

30.14%

1.801.841

18 Ceuta

65.151

84.202

29,24%

19.051

15 Navarra

515.900

661.197

28,16%

145.297

01 Andalucía

6.789.772

8.464.411

24,66%

1.674.639

17 La Rioja

260.024

319.914

23,03%

59.890

08 Castilla - La Mancha

1.675.715

2.045.221

22,05%

369.506

02 Aragón

1.184.295

1.329.391

12,25%

145.096

06 Cantabria

522.664

582.905

11,52%

60.241

16 País Vasco

2.136.100

2.220.504

3,95%

84.404

11 Extremadura

1.086.420

1.063.987

-2,06%

-22.433

Región Castellana (6 prov.)

1.470.053

1.438.646

-2.13%

-31.407

12 Galicia

2.844.472

2.701.819

-5,01%

-142.653

07 Castilla y León

2.582.327

2.394.918

-7,26%

-187.409

03 Asturias, Principado de

1.112.186

1.018.784

-8,40%

-93.402

Región Leonesa (3 prov.)

1.112.274

956.272

-14,03%

-156.002

Tabla 03. Orden regresivo en función de la columna “Diferencia 1986-2020 - Datos relativos (%)”

 

Se aprecia cómo la mala evolución global de Castilla y León se explica por el desplome poblacional de la Región Leonesa. La situación de León es de extrema gravedad y requiere medidas de Estado. El comportamiento de aguda disimetría entre León y Castilla denota el fracaso en la gestión de la Junta de Castilla y León en términos del equilibrio constitucional y estatutario obligados. La gravedad de la situación creada pone en evidencia la inviabilidad de esta comunidad autónoma, entidad territorial fallida ante los objetivos con los que se creó.

Se requieren transformaciones de hondo calado que impliquen cambios estructurales en la administración de las competencias autonómicas. Es así porque son éstas las que más impacto tienen sobre el parámetro poblacional. En conclusión, bajo el punto de vista demográfico, la comunidad de Castilla y León es una autonomía fallida para la Región Leonesa.

ANÁLISIS DEL EMPLEO

Abordamos la evolución y estado actual del empleo leonés sirviéndonos de dos herramientas estadísticas. La primera es la cifra media mensual de cotizantes que publica la Seguridad Social. Disponemos de los datos mensualizados entre 1999 y 2021, lo que refleja la evolución del empleo formal, el declarado fiscalmente.

La segunda herramienta utilizada es la Encuesta de Población Activa (EPA) que realiza el Instituto Nacional de Estadística. En este caso disponemos de los datos desde 1982 hasta 2020 (tercer trimestre). Recogemos de sus tablas la Población Activa Ocupada, es decir, las personas que declaran trabajar, tanto en la economía declarada como en la sumergida.

La EPA se basa en un criterio subjetivo, como son las encuestas, y depende, por tanto, del criterio del encuestado. Aunque se sucedieron cambios metodológicos en la EPA a lo largo de los años, por fuerza han de afectar a todos los datos provinciales. Globalmente consideramos los trabajadores ocupados detectados en la EPA como un indicador valioso del mercado laboral y sus cambios.

Utilizaremos el sistema comparativo en cohortes provinciales y la comparativa entre autonomías y regiones, como en el capítulo anterior. Comenzamos con esta tabla de cotizantes a la Seguridad Social.

 

ANÁLISIS DEL EMPLEO PROVINCIAL

COTIZANTES A LA SEGURIDAD SOCIAL

 

 

Enero 1999

Enero 2021

Diferencia 1999-2021 (%)

Evolución 1999-2021 Absoluto

 

 

 

 

 

COHORTE LEÓN

 

 

 

 

31 Navarra

203.652

284.423

39,66%

80.771

47 Valladolid

163.271

212.932

30,41%

49.661

39 Cantabria

164.188

212.769

29,59%

48.581

24 León

141.882

154.875

9,16%

12.993

 

 

COHORTE SALAMANCA

 

 

26 La Rioja

96.281

127.341

32,26%

31.060

01 Álava

121.526

154.919

27,48%

33.393

37 Salamanca

96.506

117.375

21,62%

20.869

09 Burgos

122.488

142.353

16,22%

19.865

 

 

COHORTE ZAMORA

 

 

40 Segovia

46.747

59.658

27,62%

12.911

42 Soria

32.446

38.429

18,44%

5.983

34 Palencia

53.620

62.120

15,85%

8.500

05 Ávila

46.632

51.980

11,47%

5.348

49 Zamora

51.472

56.187

9,16%

4.715

Tabla 04. Orden regresivo en función de la columna “Diferencia 1999-2021 -  (%)”


La evolución de las provincias leonesas en términos de empleo es claramente la peor en sus cohortes en León y en Zamora, tanto en porcentaje como en valor absoluto. La trayectoria en Salamanca es porcentualmente algo mejor que la de Burgos, pero no en términos absolutos, puesto que la provincia castellana incorporó unos mil empleos más. Salamanca, en conclusión, presenta un diagnóstico negativo, con la menor cifra de nuevos empleos de su cohorte.

Los resultados, por autonomías y regiones, de cotizantes a la Seguridad Social son igualmente esclarecedores:


 

ANÁLISIS DEL EMPLEO AUTONÓMICO Y REGIONAL

COTIZANTES A LA SEGURIDAD SOCIAL

ANÁLISIS DEL EMPLEO AUTONÓMICO Y REGIONAL

 

 

 

 

 

 

 

Enero

1999

Enero

2021

Diferencia 1999 – 2021 (%)

Evolución 1999 – 2021

Absoluto

 

 

 

 

 

Total España

13.833.883

18.829.480

36,11%

4.995.597

 

 

19 Melilla

13.595

23.543

73,17%

9.948

18 Ceuta

13.888

21.799

56,96%

7.911

13 Madrid

2.062.051

3.198.351

55,10%

1.136.300

14 Región de Murcia

371.153

587.684

58,34%

216.531

08 Castilla-La Mancha

492.015

705.213

43,33%

213.198

01 Andalucía

2.177.054

3.099.107

42,55%

922.053

04 Islas Baleares

294.271

412.115

40,04%

117.844

15 Navarra

203.652

284.423

39,66%

80.771

10 Comunidad Valenciana

1.418.956

1.899.668

33,88%

480.712

17 La Rioja

96.281

127.341

32,26%

31.060

05 Canarias

584.164

769.335

31,70%

185.171

09 Cataluña

2.545.192

3.346.891

31,50%

801.699

02 Aragón

427.696

560.655

31,09%

132.959

06 Cantabria

164.188

212.769

29,59%

48.581

16 País Vasco

755.235

950.884

25,91%

195.649

Región Castellana (6 prov.)

465.204

567.473

21,98%

102.269

11 Extremadura

317.750

385.430

21,30%

67.680

12 Galicia

824.890

992.338

20,30%

167.448

07 Castilla y León

755.064

895.910

18,65%

140.846

Región Leonesa (3 prov.)

289.860

328.437

13,30%

38.577

03 Asturias

316.788

356.025

12,39%

39.237

Tabla 05. Orden regresivo en función de la columna “Diferencia 1999-2021 - (%)”

 

Como se aprecia, los resultados que sitúan penúltima a la autonomía de Castilla y León se deben a la mala evolución de la Región Leonesa, cuya población activa creció al ritmo de Asturias. Hay que recordar que el Principado sufrió las crisis:  naval, siderúrgica, de la minería del carbón, pesquera y láctea. La Región Leonesa atravesó exclusivamente 2 de esas 5 crisis sectoriales, la minera y la láctea, pero los resultados son tan deplorables como los de la comunidad norteña.

En cuanto a la estadística de la Población Activa Ocupada, resulta especialmente significativa, ya que recoge el periodo de la España autonómica en su integridad. Obtenemos esta comparativa de datos:

 


POBLACIÓN ACTIVA OCUPADA PROVINCIAL


 

 

 

 


1982 – 3T

 

2020 – 3T

 

Diferencia 1982 – 2020

(%)

Evolución 1982 – 2020

Absoluto


 

 

 

 

COHORTE LEÓN

 

 

 

 

31 Navarra

148.400

279.400

88,27%

131.000

47 Valladolid

129.500

219.700

69,65%

90.200

39 Cantabria

156.000

240.900

54,42%

84.900

24 León

177.300

170.500

-3,83%

-6.800

 

 

COHORTE SALAMANCA

 

 

26 Rioja, La

79.800

136.500

71,05%

56.700

01 Araba/Álava

84.800

138.300

63,09%

53.500

37 Salamanca

86.100

126.200

46,57%

40.100

09 Burgos

104.500

151.400

44,88%

46.900

 

 

COHORTE ZAMORA

 

 

 42 Soria

25.500

40.900

60,39%

15.400

40 Segovia

44.300

70.200

58,46%

25.900

34 Palencia

45.300

62.800

38,63%

17.500

05 Ávila

46.500

63.300

36,12%

16.800

49 Zamora

62.900

65.900

4,77%

3.000

Tabla 06. Orden regresivo en función de la columna “Diferencia 1982-2020 - (%)”

 

Los guarismos de León y Zamora están entre los peores de España y, además, no guardan correlación alguna con los de provincias similares. Salamanca cuenta con un porcentaje ligeramente superior, pero el dato absoluto registra una creación de empleo inferior en 6.500 puestos de trabajo a la de Burgos y de 11.000 respecto a Álava, provincia ésta que partía de una dimensión similar.

La consolidación de los datos autonómicos y regionales de la EPA arroja esta Población Activa Ocupada y evidencia los desiguales resultados entre las provincias leonesas y las castellanas:

 


POBLACIÓN ACTIVA OCUPADA AUTONÓMICA Y REGIONAL

 

 

1982 – 3T

2020 – 3T

Diferencia 1982-2020 (%)

Evolución 1982-2020 Absoluto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Total España

10.894.900

19.176.900

76,02%

8.282.000

 

 

Región Castellana (6 prov.)

395.600

608.200

53,74%

212.600

07 Castilla y León

748.400

970.800

29,72%

222.400

Región Leonesa (3 prov.)

326.300

362.600

11,12%

36.300

 

 

 

 

 

Tabla 07. Orden regresivo en función de la columna “Diferencia 1982-2020 - (%)”

 

En la Encuesta de Población Activa se demuestra cómo el declive demográfico tiene una conexión directa con el declive del empleo. Cuando en la economía formal de un país trabajan más personas cada vez, si -al contrario- el empleo no aumenta en una de sus regiones, la población de ésta se desploma. Una vez más, en este análisis, abruma la diferencia entre los resultados de las regiones leonesa y castellana, bajo el mismo gobierno autonómico. Esta realidad denota fracaso administrativo, carencia de equilibrio y parcialidad continuadas. Nos encontramos ante un problema de Estado por su disparatada dimensión, que escapa a soluciones coyunturales.


 

ANÁLISIS DE LA RENTA

Hasta hace unos años se empleaba la medida de la Renta per Cápita para diagnosticar el poder adquisitivo de los ciudadanos en las diferentes autonomías y regiones. La armonización estadística dentro de la Unión Europea conllevó abandonar este sistema de cálculo para acudir a los de Producto Interior Bruto per Cápita y Valor Añadido Bruto per Cápita.

El hecho de que estos cambios sean recientes nos permite disponer de datos solo desde el año 2000. La Contabilidad Nacional de España (INE y EUROSTAT) da su último dato de la serie para 2018 en el caso del Producto Interior Bruto y de 2017 para el Valor Añadido Bruto. Por esta causa no podemos extraer muchas conclusiones sobre la evolución y nos fijaremos sobre todo en el PIB per cápita, que aporta una visión algo más amplia.

En esta tabla comparamos el PIB per cápita con la media nacional tanto de 2000 como de 2018 (previsión) y podemos ver qué grado de convergencia hay entre provincias.


PIB PER CÁPITA PROVINCIAL

 

 

 

 

 

 

2000

Renta media  nacional

2000

Referencia 100%

2018 PREVIS.

Referencia 100%

2018 PREVIS.

Renta media nacional

 

 

 

 

 

Total Nacional

15.975 €

100%

100%

25.771 €

COHORTE LEÓN

 

 

 

 

31 Navarra

20.322 €

127,21%

120,39%

31.026 €

47 Valladolid

16.056 €

100,51%

104,28%

26.901 €

39 Cantabria

14.934 €

93,48%

91,75%

23.646 €

24 León

13.161 €

82,38%

83,73%

21.579 €

COHORTE SALAMANCA

 

 

01 Araba/Álava

22.101

138,35%

141,26%

36.404

09 Burgos

17.709

110,85%

114,75%

29.571

26 La Rioja

17.854

111,76%

106,64%

27.482

37 Salamanca

12.652

79,20%

82,21%

21.187

COHORTE ZAMORA

 

 

34 Palencia

14.549

91,07%

106,11%

27.346

42 Soria

15.797

98,89%

103,32%

26.626

40 Segovia

15.889

99,46%

86,19%

22.212

05 Ávila

12.597

78,85%

79,25%

20.423

49 Zamora

11.146

69,77%

76,88%

19.813

 

 

 

 

 

Tabla 08. Orden regresivo en función de la columna “2018 – Referencia 100%” que muestra porcentualmente la diferencia en Producto Interior Bruto per Cápita por provincias en el año 2018, respecto al total nacional (100%) en el mismo año.

En el caso de la provincia de León, cuya renta relativa apenas crece, se observa cómo diverge de la de Valladolid, cuya renta relativa aumenta. La renta de los leoneses es un 20% inferior a la de los vallisoletanos. Tampoco León aproxima sustancialmente su renta a las provincias que eran similares al inicio de la andadura autonómica.

Por su parte, Salamanca no reduce su diferencia con la media nacional con firmeza y la renta de un burgalés es un 30% superior. La mejora experimentada en su nivel de renta es residual, si consideramos el abultado desfase de Salamanca con la media española.

Solo Ávila ha evolucionado con poca diferencia respecto al nivel de Zamora en la producción bruta per cápita, aunque se mantiene por encima. El resto de provincias castellanas en su cohorte y en el resto de comparativas tienen niveles de renta netamente superiores a la provincia leonesa de Zamora. Se da el caso de que las tres provincias leonesas tienen un nivel de renta similar y muy bajo, alejado de la media nacional.

Para aproximarnos a los datos autonómicos y regionalizados debemos tener en cuenta que la diferencia entre la Región Leonesa y la Región Castellana no mejora lo anteriormente visto en los análisis de la demografía y el empleo. La Región Castellana se encuentra en el mismo nivel de renta de la media española, mientras que la Región Leonesa está un 20% por debajo.

Esto incide directamente sobre las posibilidades de captar fondos de cohesión. La Región Leonesa ha permanecido en niveles de renta que permitían captar abundantes fondos de cohesión a los que la Región Castellana no tendría acceso por su alto nivel de renta. Sin embargo, la Junta de Castilla y León no ha evidenciado esa diferencia entre las dos regiones. De esta manera los fondos europeos se captaron gracias a la pobreza de la Región Leonesa, pero fueron aplicados en todas las provincias de la autonomía, incluyendo aquellas que superaban la media española de renta. Este artificio supone de facto un fraude de ley y un perjuicio deliberado a los leoneses. Más allá de otros juicios de valor, la actuación de la Junta de Castilla y León es éticamente reprobable y puede que jurídicamente punible.

Pasamos a visualizar la tabla autonómica y regional de Producto Interior Bruto per cápita.

 

PIB PER CÁPITA AUTONÓMICO Y REGIONAL

 

 

 

 

 

 

 

2000

Renta media

nacional

2000

Referencia

100%

2018 previsión

Referencia

100%

2018 previsión

Renta media

nacional

 

 

 

 

 

 

 

Total Nacional

15.975

100,00%

100,00%

25.771

 

 

 

 

 

 

 

Madrid

21.380

133,83%

136,16%

35.091

 

País Vasco

19.580

122,57%

128,67%

33.159

 

Navarra

20.322

127,21%

120,39%

31.026

 

Cataluña

19.442

121,70%

118,40%

30.514

 

Aragón

16.716

104,64%

108,68%

28.007

 

Islas Baleares

20.094

125,78%

108,14%

27.870

 

La Rioja

17.854

111,76%

106,64%

27.482

 

Región castellana (6 prov.)

15.866

99,32%

102,34%

26.374

 

Castilla y León

14.474

90,60%

94,14%

24.261

 

Cantabria

14.934

93,48%

91,75%

23.646

 

Galicia

12.399

77,62%

89,76%

23.133

 

Asturias

13.418

83,99%

88,12%

22.709

 

Comunidad Valenciana

15.230

95,34%

87,66%

22.592

 

Región de Murcia

13.364

83,66%

81,85%

21.094

 

Canarias

15.622

97,79%

81,25%

20.940

 

Región Leonesa (3 prov.)

12.615

78,97%

81,98%

21.127

 

Castilla – La Mancha

12.448

77,92%

79,36%

20.451

 

Ceuta

14.334

89,73%

78,58%

20.251

 

Andalucía

11.856

74,22%

74,18%

19.118

 

Extremadura

10.149

63,53%

73,05%

18.827

 

Melilla

14.122

88,40%

72,56%

18.700

 

 

 

 

 

 

 

Tabla 09. Orden regresivo en función de la columna “2018 – Referencia 100%” que muestra porcentualmente la diferencia en Producto Interior Bruto per Cápita por autonomías y regiones en el año 2018, respecto al total nacional (100%) en el mismo año.

 

La tabla de PIB per cápita muestra que la Región Castellana se sitúa en el grupo de autonomías ricas de España y la Región Leonesa está entre las autonomías pobres, por lo que la media autonómica de Castilla y León no representa a ninguna provincia de su territorio. Es un artificio estadístico.

Creemos que extendernos sobre las tablas de Valor Añadido Bruto no aporta conclusiones nuevas. Su rango temporal en la Contabilidad Nacional de España solo abarca el periodo de 2000 a 2018 y este último año solo como previsión. Incluso en esta breve tabla la Región Leonesa pierde peso relativo en la autonomía respecto a la Región Castellana.

 

CONCLUSIONES

De todo lo expuesto se concluye que la Región Leonesa se ha debilitado durante el periodo autonómico bajo la administración de la Junta de Castilla y León, en contraste con la favorable evolución de la Región Castellana. La divergencia socio-económica de ambas regiones incumple los preceptos de equilibrio socioeconómico establecidos en el Estatuto de Autonomía y, fundamentalmente, en la Constitución Española.

Para obtener una clasificación que aporte una visión global, hemos tomado los valores de las nueve provincias de la autonomía. Como se ve en la tabla final, se les asigna su ordinal, correspondiente a la clasificación en cada capítulo, y se suma en un cómputo general cada uno de sus puestos en el escalafón. Considerada la agrupación regional, presentan un alto grado de divergencia:

 


CLASIFICACIÓN GENERAL POR REGIONES

 

 

 

 

 

2020-1986

Demografía

2020-1982

Empleo

2018 previsión

Renta

Suma

Puesto

Posición General

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valor (%)

Puesto

Valor (%)

Puesto

PIB per cápita

Puesto

Total

Puesto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Región castellana

-2,13%

1

53,74%

1

102,34%

1

3

Región leonesa

-14,03%

2

11,12%

2

81,98%

2

6

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tabla 10. Posición de las dos regiones respecto a los valores analizados: demografía, empleo y renta. La Región Castellana obtiene una mayor puntuación. Su evolución ha sido mejor en los tres parámetros que la de la Región Leonesa.

 

El detalle provincial delata que hay un caso puntual en la Región Castellana, el de Ávila, que es su extremo inferior en términos de prosperidad, cerca de Palencia. Ese extremo inferior se compara al superior de la Región Leonesa: Salamanca.


 

CLASIFICACIÓN GENERAL POR PROVINCIAS DE LA AUTONOMÍA DE CASTILLA Y LEÓN

 

 

 

 

 

 

 

2020-1986

Demografía

2020-1982

Empleo

2018 previsión

Renta

Suma

Puesto

Posición General

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valor (%)

Puesto

Valor (%)

Puesto

Pib per cápita

Puesto

Total

Puesto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valladolid

6,01%

1

69,65%

1

104,28%

3

5

Burgos

-0,44%

3

44,88%

5

114,75%

1

9

Segovia

1,88%

2

58,46%

3

86,19%

5

10

Soria

-9,06%

5

60,39%

2

103,32%

4

11

Salamanca

-8,36%

4

46,57%

4

82,21%

7

15

Palencia

-15,37%

8

38,63%

6

106,11%

2

16

Ávila

-13,33%

6

36,12%

7

79,25%

8

21

León

-14,03%

7

-3,83%

9

83,73%

6

22

Zamora

-23,16%

9

4,77%

8

76,88%

9

26

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tabla 11. Posición de las provincias de la autonomía respecto a los valores analizados: demografía, empleo y renta.

Se asigna un Puesto en función del Valor (%) obtenido en cada tabla. La Suma de los Puestos indica cómo ha evolucionado cada provincia en función de los tres parámetros analizados.

La Posición General indica de forma ordenada la posición que ocupa cada provincia dentro de la autonomía.


 

VALORACIÓN Y PROPUESTA DE SOLUCIONES

Los casos de León y Zamora deben constituir una emergencia nacional. Son datos tan desfavorables y desconectados de la marcha general del país y de la autonomía que requieren un tratamiento individualizado. Por estas razones Proyecto León valora que, a corto plazo, la mejor solución es la configuración inmediata de dos nuevas autonomías conformadas en torno a las dos regiones históricas y culturales. La supresión de la Junta de Castilla y León tras estos resultados injustificables es un imperativo de gestión pública. El final de la institución fallida que representa la Junta de Castilla y León debe servir para desarrollar nuevas estructuras eficaces y modernas que no vuelvan a repetir los mismos errores que su predecesora.

En el mes de diciembre de 2019 y posteriores ha surgido un progresivo interés, que se ha convertido en general, por formular soluciones a la grave situación económica que adolece León. Esta inquietud social se ha manifestado en una masiva petición de respuestas que, antes de la crisis sanitaria, apuntaba dos caminos posibles:

1.     La creación de una mesa multipartita específica para León, la llamada “Mesa por León”, constituida el 3 de marzo de 2020. Para ello no se produjo la invitación a participar a los tres principales Ayuntamientos de la provincia (León, Ponferrada y San Andrés del Rabanedo), lo que dejaba su efectividad mermada de partida. Los poderes públicos participantes (Gobierno Central, Junta de Castilla y León, Diputación de León, patronal y sindicatos) se comprometían a ejecutar un plan adicional sobre su actividad ordinaria que permitiera revertir la situación económica de la provincia. La ejecución de este plan tendría carácter de “urgencia”, pero se dilataba su efecto, al menos, hasta los 10 años vista. Se supone que la acción de la Mesa no cesaría hasta cambiar el cuadro económico de León porque, de lo contrario, no tendría sentido su existencia.

Un año después la Mesa por León carece de personal, presupuesto, proyectos, ritmo de trabajo. La Mesa por León no es ya una expectativa seria de solución ni siquiera parcial. Además, tampoco se compromete a medir los resultados. Si no se miden los resultados, mal se puede alcanzar el objetivo de revertir el declive de la provincia.

En consecuencia, la Mesa no implicaba la resolución definitiva del problema del declive de León como objetivo final. Por añadidura, la Mesa venía a resolver gestiones que la autonomía tendría que haber realizado de oficio en los últimos 35 años, pero que ni hizo, ni hace actualmente, ni tiene intención de hacer en el futuro, como se ha comprobado.

Durante el confinamiento causado por la Covid-19, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, del partido Ciudadanos, ha hecho unas declaraciones recogidas en el diario digital Leonoticias.com el miércoles 22 de abril de 2020, en cuyo subtitular se puede leer: “La Junta descarta un plan concreto para León o la Región Leonesa tras la caída en el padrón, asegurando que las medidas se adoptarán «para todas las provincias»”.

El 1 de octubre de 2020, después de reunida de nuevo la mesa en Villablino dos días antes –el 29 de septiembre-, el titular que acompaña la noticia aparecida en el mismo medio es la siguiente: “FELE critica que Javier Izquierdo «se levantó de la Mesa por León cuando tocó hablar de inversión»” (Javier Izquierdo es Delegado del Gobierno en Castilla y León). Resumido: la “Mesa por León” es una maniobra de distracción para intentar que la protesta social se diluya.

El 20 de enero de 2021, casi 11 meses después de la primera reunión, se reunía la Mesa por León sin propuesta alguna todavía, sin compromisos concretos y sin agenda futura. La Mesa por León impide así que se acometan de raíz los graves problemas de fondo que provocaron que la provincia de León y la Región Leonesa se encuentren en una situación crítica.

Por último, tampoco se activan los mecanismos del Estatuto de Autonomía previstos para estos casos de emergencia a pesar de que se ha pedido en sede parlamentaria: el Fondo de Compensación Interregional y el Plan Plurianual de Convergencia Interior. Por lo tanto, la Junta de Castilla y León no tiene la voluntad de combatir el declive de la provincia de León ni de la Región Leonesa. La Junta de Castilla y León es una institución que gestiona una autonomía fallida que debe ser disuelta y de la que, en todo caso, se debe desligar a la provincia leonesa y a la Región Leonesa.

2.     El segundo camino, el único capaz de acabar con el grave perjuicio a los ciudadanos leoneses, es el inicio de un proceso para la creación de una Autonomía Leonesa que garantice varios elementos clave de la recuperación que en la actual situación no están garantizados:

a.     La recepción en el territorio leonés de todos los fondos que correspondan por sus parámetros de población y territorio según la LOFCA (Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas), recursos que en la actualidad llegan solo parcialmente. Por esa causa estimamos que León sufre un prolongado déficit de gasto público desde la creación de esta autonomía hace 38 años. Esta es una de las causas fundamentales del declive de León y de la Región Leonesa.

b.     La medición de la evolución económica de León mediante un sistema econométrico innovador y eficaz, que incluya la creación de una NUTS 2 (unidad de control estadístico en la UE) para la Región Leonesa y de una NUTS 3 específica del nodo de Ponferrada y su zona de influencia en la Unión Europea.

c.      La gestión de todos los recursos de la futura autonomía adaptados plenamente a las características leonesas: terrenos comunales, estructuras concejiles, menor tamaño medio de la empresa promedio, fuerte impacto de la orografía montañosa, comarcalización pronunciada, importantes recursos hídricos, sistema de ocupación del territorio diseminado, producción alimentaria superdiversificada, concentración de espacios naturales de alto valor ecológico, importante sector hostelero, gran extensión de montes y bosques, gran potencial en sector de áridos, roca y extractivo, etc.

d.     La incorporación de empleados públicos expertos en el territorio leonés y sus peculiaridades, lo que garantizará la adecuada y favorable redacción de leyes y reglamentos, así como su aplicación adaptada a la idiosincrasia del territorio.

e.     La descentralización de los recursos hacia las demarcaciones territoriales de la nueva autonomía.

f.       La captación de fondos de cohesión para la Región Leonesa dada su distancia a la media europea en términos de renta, cuestión que quedó oculta tras la mezcla con las provincias castellanas, que gozan de rentas más altas.

Estimamos que la suma de estas medidas supondrá la rápida corrección de los graves desequilibrios provocados por la autonomía fallida cuya formación se forzó en los años ochenta del pasado siglo.

Es deber constitucional del Gobierno de la nación corregir los desequilibrios territoriales. Además, España tiene una deuda histórica con la Región Leonesa, como se deduce de los datos presentados, que debe ser solventada a la mayor brevedad posible.