domingo, 7 de abril de 2013

Léon, la oportunidad de un paisaje literario


Fuente: Portadas extraídas de Internet
La situación económica que se vive en España es complicada, un tiempo de turbulencias, de crisis de muchos valores tenidos por casi permanentes, asumidos como principios morales y ciudadanos. Pero hay abundantes ejemplos de que en situaciones similares, momentos de desconcierto, también se generan iniciativas de sectores menos potenciados, más olvidados.

Para quien nos observa desde fuera parece que el único acontecimiento cultural y de atracción turística de León a nivel internacional es La Semana Santa. Recientemente hemos conocido una iniciativa en otra urbe,  Burgos, que se ha erigido como Capital Española de  la Gastronomía en 2013.  Debemos reconocer que la restauración en España es uno de los atractivos potentes, cristalizado por las estrellas y soles repartidos por los comedores de su geografía. En consecuencia esta iniciativa podría haber surgido en cualquier otro lugar, pero lo hizo en éste.  Ha sido una cuestión de ingenio y planificación.

Fuente: Anselmo Reguera
León dispone, además de una gran riqueza gastronómica y monumental, de una riqueza paisajística inmensa. Desde Proyecto León estamos convencidos de que este patrimonio natural, cultural e histórico es fundamental para el crecimiento y desarrollo de la provincia, pero no el único. Por añadidura somos depositarios de una industria intelectual que es conocida, pero muy poco valorada en términos prácticos aquí: la producción literaria. Se trata de una industria gestionada incluso por los mismos autores; escritores que
Ventresca de atún a la plancha, jugo de pimientos asados y un aire de cecina
Restaurante Cocinandos. Una estrella Michelín.
con enormes esfuerzos y con una voluntad meritoria siguen ofreciéndonos pequeños y grandes relatos en los que evadirnos de la cotidianeidad; pero en otro nivel se sitúan numerosas figuras asentadas ya en el olimpo de las letras españolas. Al hilo de este fenómeno León es una provincia que puede abanderar el buen uso del castellano -un negocio creciente del que se habla con insistencia-, pero además puede ligarlo a la sobresaliente producción literaria que atesora.


Fuente: Portadas extraídas de Internet
Tenemos autores que nos representan, y no sólo en España, sino a nivel internacional como Luis Mateo Díez, Julio Llamazares, José María Merino, Antonio Pereira, Juan Carlos Mestre, Juan Pedro Aparicio, Antonio Gamoneda, Andrés García Trapiello, Antonio Colinas, Raúl Guerra Garrido...  y también literatura nueva que cada día nos sorprende: Artigue, Magaz, Menéndez, Conejo...  Quizás la iniciativa deba surgir de los propios escritores, aunque su labor principal ya está hecha. También puede hacerlo de los empresarios editoriales, más abundantes que en otras provincias, y de los medios de comunicación, aunque en ambos casos también aportaron ya sus esfuerzos para dar a conocer mejor la pléyade de escritores leoneses.  Las ferias internacionales del libro seguramente volverán, pero no se puede esperar pasivamente.

Fuente: Portadas extraídas de Internet
Por todo lo expuesto, Proyecto León considera que sería un acierto utilizar todos esos recursos unidos y tratar de fomentar una marca duradera para la provincia que englobe estos tres grandes patrimonios: el paisajístico, tanto natural como monumental, el gastronómico y el literario. Proponemos una máxima: “León, Paisaje Literario”. La iniciativa literaria, creemos, debiera permanecer como sello cultural para orientar la promoción turística, como un identificador nacional e internacional de León; un marcador que bien puede acompañar a una buena propuesta gastronómica, con productos típicos desconocidos para la gran mayoría de los visitantes, al lado de una creciente elaboración de platos de autor, un auténtico circuito de la innovación en los fogones a precios más que razonables.

Fuente: Portadas extraídas de Internet
La literatura está entre nosotros porque, a la vista de la multitud de autores, es parte del alma leonesa. Quizás no hemos sabido concretar esa pulsión que, por el pensamiento, por la situación geográfica, y podríamos decir que hasta por el clima y el paisaje, emana de León. Esta ausencia nos muestra el alma de un pueblo sencillo, sin alardes de grandeza, de gentes agradables en el trato diario, de embajadores a título individual allá donde vamos. La sensibilidad parca en palabras que encontramos en nuestra personalidad cazurra se torna expresividad en la producción literaria, que refleja la riqueza de un microcosmos, de un mundo interior leonés. En conclusión esta tierra nuestra guarda un poder arcano que se manifiesta en filandones y relatos, en viajes inmensurables compartidos por todos los que habitamos estos paisajes. “León,  Paisaje Literario” es la puerta a un universo donde cabe la naturaleza y el patrimonio monumental, los autores afamados y la cocina tradicional e innovadora, la leyenda y el callejeo, pero siempre con el hilo conductor de la literatura que lo envuelve todo.

León tiene así una oportunidad nunca explotada: la carta de presentación a través de sus escritores, que son un patrimonio de lo más destacado. Nuestros representantes políticos deberían tomar conciencia de ello, y fomentar y apoyar la iniciativa turística en este campo.  Disponen de un instrumento diferencial para hacer llegar una oferta total al resto del mundo de la mano de un concepto: “León, Paisaje Literario”.


5 comentarios:

  1. La posibilidad de hacer filandones al estilo de los storyteller irlandeses sería una posibilidad q con toda seguridad tendría mucha afluencia, lo cual aderezado con gastronomía y tapeo propio de la ciudad tendría un éxito incuestionable. Sólo hace falta q los q lo tienen q promover tengan ganas de hacerlo.

    ResponderEliminar
  2. Estimados Sres.:
    Sigo sus artículos de forma bastante asidua, pues es interesante el enfoque que dan de lo que fue, es y podría ser León (y que nunca será)
    Con su último artículo sobre “el paisaje literario” he sufrido una gran decepción.
    O no se nombran escritores, lo cual puede ser injusto y más cosas, o se nombran algunos y se añade un respetuoso “y muchos otros” o…
    Existen muchas formulas, y son ustedes, no hace falta aclararlo, muy libres de optar por la que quieran…Y yo de revolverme.
    Es que esto ha pasado y pasa constantemente. Nombrar siempre a los mismos, olvidando a escritores que son también importantes y que incluso tienen mucha más obra que algunos de los mentados, y por desgracia menos repercusión (olvidados siempre, como ahora por ustedes) en este mundo en el que no predomina aquello que de verdad vale (Lean si lo desean,“La civilización del espectáculo” de Vargas Llosa)
    Incluso podrían señalarles como “machistas”…Ninguna mujer en su listado (Cornejo entre los nuevos…)
    Faltan de forma llamativa y grave Elena Santiago (vean en www.catedramigueldelibes.com, apartado diccionario de autores: Elena Santiago)y Josefina Aldecoa…
    ¿Y Carnicer?
    No me sirve lo de que sería imposible nombrar a todos…
    Para mi imperdonable.
    Pero no se preocupen, ocurre constantemente.
    Espero no haberles molestado.
    Un cordial saludo.
    Pablo.

    ResponderEliminar
  3. Le agradecemos que sea lector asiduo de nuestros artículos.
    Sobre el asunto que nos plantea, y sin ningún ánimo de justificarnos, simplemente explicar que nuestro propósito al redactar este artículo no ha sido el de hacer un listado exhaustivo de todos los que son. El propósito del mismo es hacer ver las potencialidades que León tiene en muchos ámbitos (en este caso el literario) y a través de ellos conseguir el desarrollo que nuestra tierra necesita.
    Nuestro más profundo respeto y admiración por todos y cada uno de ellos, los que aparecen y los que no.
    Aprovechamos la ocasión para invitarle a conocernos cuando desee.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Maite. El problema como les exponía, es que pasa continuamente. Listado tras listado faltan siempre los mismos, y en su caso sé que no hay causa personal.
    De todas formas es una lucha inútil. Es un mundo viciado, como casi todos.
    Gracias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar