viernes, 20 de diciembre de 2013

¡Felices Fiestas!

Proyecto León ha cumplido cinco años. Y nada mejor para celebrarlo que reunir en un volumen todo nuestro trabajo a lo largo de estos años. Un volumen que compartimos con todos vosotros y que esperamos sea de vuestro interés.

Gracias a toda la gente que nos ha apoyado y animado a seguir adelante. Habéis sido siempre un estímulo para nosotros. 

Os deseamos a todos

¡¡ Felices Fiestas y Feliz Año 2014!!


domingo, 24 de noviembre de 2013

Las diputaciones y la reforma de lo público

Palacio de los Guzmanes, sede de la Diputación de León
Fuente imagen: http://www.peatom.info/musica-peatom/15587/
el-pianista-adam-kent-rinde-homenaje-a-pedro-blanco/
La reforma de las administraciones públicas es un tema de debate continuo, ya que en general se  reconoce la necesidad de cambios, pero el gobierno no acomete su realización de forma efectiva o retrasa cuanto puede su inicio. Ahora se habla de una nueva demora hasta 2015 para la aplicación de la nueva Ley de Bases de las Administraciones Locales, modificada por la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de las Administraciones Locales.
Dentro de ese debate -no extinguido por la ley recién tramitada- existen algunos interlocutores que abogan por la eliminación de las diputaciones provinciales, uno de los objetivos de nacionalismos como el catalán o el gallego. En Proyecto León, entendemos que una generalización de este tipo es errónea, ya que el papel de éstas cobra mucha importancia como administración especializada en un territorio, primordialmente en las autonomías más grandes. Aunque las comunidades uniprovinciales han demostrado una gestión pública más eficiente, probablemente por su proporcionada dimensión, esa valoración dista mucho de ser la misma en las autonomías multiprovinciales, que son ejemplo de desigualdad entre ciudadanos y de divergencia social creciente.

Vidrieras en el Palacio de los Guzmanes - Diputación de León
Fuente imagen:
Así, en solo 3 autonomías se reúnen 22 provincias, que en ningún caso deberían compararse al resto. Una de ellas es más grande que Portugal -Castilla y León- y otra es el doble que Dinamarca -Andalucía-. En todas ellas se ha comprobado el desconocimiento del territorio, tanto de políticos como de funcionarios. Esa ignorancia imposibilita o dificulta prestar los servicios públicos acomodándose a las peculiaridades locales. Algunas administraciones, como la Junta de Castilla y León,  pretenden acomodar  la sociedad a sus leyes y no tratan de dar respuesta, a través de esas leyes, a  las necesidades reales de la sociedad. En resumen, se está traicionando la filosofía que dio fundamento a la España autonómica.

Por esta razón a las grandes comunidades autónomas no se les puede dejar toda la iniciativa en la gestión y la prestación de servicios, ya que terminan cayendo en prestarlo bien en una parte de los territorios y en postergar las zonas y gentes singulares erigiendo centralismos detestables. En consecuencia, Proyecto León cree que el mantenimiento de la institución provincial es fundamental, al menos en el caso de extensas autonomías, como la castellana y leonesa.

Patio Palacio de los Guzmanes - Diputación de León
Sí creemos que hay que modificar la estructura de las diputaciones, dotándolas de un cuerpo político más reducido e incrementando el peso del personal técnico, que deben ser verdaderos especialistas en el territorio sobre el que van a trabajar. Asimismo, en pos de la simplificación y optimización técnico-administrativa y de la disminución del esfuerzo fiscal de los ciudadanos, creemos que las diputaciones habrían de asumir las competencias de la Delegación de la Junta de Castilla y León.

Por otro lado, pensamos que se debe renovar el método de elección del equipo político: deberían ser representantes votados directamente y en listas abiertas por los ciudadanos. Así se representaría de verdad a las provincias a través de sus gentes, conocedoras y defensoras de sus necesidades. Los diputados provinciales deberían limitarse a la formulación de planes responsabilizándose posteriormente de la consecución de los objetivos marcados. 

La fórmula actual, en la que son los partidos quienes deciden los diputados, da pie a cacicadas y amiguismos;
Pleno en la Diputación.
más ahora que con la crisis se han hecho visibles las carencias democráticas existentes en la organización interna de los partidos. No se debería seguir permitiendo que las directivas de los partidos políticos secuestren la voluntad popular, menos aún en instituciones tan importantes.


En resumen, Proyecto León aboga por el imprescindible mantenimiento de las diputaciones en las autonomías multiprovinciales, aunque su sistema electivo debiera modificarse para obedecer al voto directo de los ciudadanos, al tiempo que su estructura y funciones tendrían que pasar por un irremediable proceso de modernización y adecuación a las realidades actuales.


viernes, 18 de octubre de 2013

Despoblación y Juntas Vecinales

Pueblos de León: Tabladas
El proceso de despoblación de la mayor parte de la Provincia de León se está traduciendo en una rápida pérdida de residentes en las dos terceras partes del territorio. Sólo 69 municipios de los 211 totales tenían más de 1.000 habitantes en el padrón de 2012 y la cifra decrece cada año. Existen casos extremos, como los de 23 municipios que no llegan a los 200 habitantes. En esta situación la operatividad de las entidades municipales se ve aún más mermada por la escasez de recursos y la obligatoriedad de unos gastos fijos que no guardan proporción con el número de ciudadanos atendidos.

En Proyecto León, que llevamos años defendiendo la fusión municipal como medio principal para paliar esta situación, reflexionamos desde hace tiempo sobre cómo garantizar los servicios a que todo ciudadano tiene derecho en estas zonas semiabandonadas. La situación de la provincia leonesa es trasladable al resto de la Región Leonesa, a Galicia, a Castilla y a todos los lugares donde no se ha efectuado una concentración municipal o ésta ha quedado ya desfasada. Por ello el modelo que proponemos puede ser interpretado en una clave más global.

Cartel de convocatoria de manifestación
en defensa de las Juntas Vecinales.
Fuente: Frente en Defensa de las Juntas Vecinales
León cuenta con los seculares concejos -representados hoy por las juntas vecinales-: reuniones de vecinos que gestionan la vida y propiedades del común en nuestros pueblos. Estas instituciones son capaces de movilizar los recursos humanos disponibles en cada núcleo para acometer mejoras, reparaciones, suministrar servicios, etc, así como de generar y administrar nuevos recursos económicos. En Proyecto León pensamos que esa capacidad no debe perderse, aunque las hacenderas no puedan realizarse para las mismas labores ni con la misma intensidad de antaño. No nos cabe duda de que las comunidades rurales que quieran subsistir han de llegar a un equilibrio entre lo que conocemos convencionalmente como servicios públicos y el compromiso de los vecinos en ciertas iniciativas.

Observamos que son muchas las entidades de población sin personas en edad de contribuir al esfuerzo común de manera efectiva o bien sin apenas habitantes. Por eso es una prioridad que frente a las ambiciones de otras instituciones se proteja el patrimonio comunal y se liguen sus beneficios al pueblo de origen. Creemos que se puede actuar concentrando Juntas Vecinales no viables (por la edad de los habitantes, por falta de población…) con otras contiguas que sí estén operativas, con el compromiso legal y efectivo de que los beneficios procedentes de su patrimonio siempre repercutan en la población de origen, algo que beneficia a todo su entorno, y que ayudará a establecer nueva población. Esta es una forma de movilizar los pocos recursos humanos que quedan en comarcas como Omaña, Riaño o La Cabrera sin sufrir el expolio a que la Ley de Bases de Régimen Local conduce.

Localidades menos pobladas de la provincia.
Fuente:recampesinando.blogspot.com
Por otro lado pensamos que en estas zonas se deberían concentrar los Ayuntamientos en las cabeceras comarcales formando cámaras municipales desde las que se aporten recursos y apoyo a las Juntas Vecinales, así como asistencia y asesoramiento por un cuerpo de secretarios municipales. De esta forma, los servicios que pudiesen delegarse con cofinanciación quedarían en manos de las Juntas, supervisados desde la cámara municipal, y los no delegables serían asumidos por las propias cámaras. Que la reforma de las administraciones públicas no contemple los concejos como forma básica de organización para proyectar la vida rural sobre todo en las zonas más despobladas, nos parece una pésima noticia producto del desconocimiento de esta institución.

Un ejemplo de éxito de esta organización es Portugal, en el vecino Tras os Montes. El Distrito de Bragança, similar institucionalmente a nuestra provincia y con un tercio de su extensión, cuenta con 12 municipios que dan asistencia a un extenso territorio con el apoyo de las 284 freguesías que, en muchos de los cientos de pueblos, existen. Con esa red se garantizan los servicios básicos con un gasto de administración razonable.

En conclusión, Proyecto León cree que en los 10.000 km2, dos tercios del territorio de nuestra provincia donde residen menos de 70.000 personas, hay que replantear totalmente la arquitectura de prestación de servicios públicos. ¿Cómo? Concentrando la gestión administrativa y política para hacerla viable y sostenible; manteniendo el concejo como medio más próximo de gestión
Pueblos de León: Tabladas
directa, concilio que tiene más poder de movilización de los vecinos como colectividad que cualquier otra institución y que esta incrustado en nuestro corazón de leoneses. Los ciudadanos que quieran servir a la comunidad tienen en los concejos y en sus juntas vecinales la oportunidad de hacer de nuestras comarcas lugares sostenibles, con servicios dignos y una sociedad civil entregada a la resolución de sus propios problemas.


En esta tarea de diseñar un nuevo esquema político-administrativo de la administración local se antoja indispensable la implicación decidida y generosa de los políticos locales. Las resistencias observadas por parte de algunos deben cesar para así dedicar todos sus esfuerzos a conseguir el bienestar de los ciudadanos. Ese bienestar se alcanza a través de la mejor prestación de servicios posible, aunque ello suponga que algunos cedan el bastón de mando en aras de lograr una óptima utilización de los recursos públicos.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Los Ayuntamientos y la nueva Ley de Bases de Régimen Local


Ayuntamiento viejo - León
Proyecto León ha venido preconizando la fusión entre municipios como una medida que mejorará las condiciones de vida en nuestra tierra. Por otro lado el Gobierno ha dado a conocer el anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de las Administraciones Locales que afecta directamente a esta cuestión. Este documento es una modificación de la existente Ley 7/1985 de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local.  La reforma de esta Ley va a acarrear numerosos cambios en el mapa municipal, si el texto dado a conocer no cambia sustancialmente. Para lograrlo se abren varias vías.

En primer lugar todos los Ayuntamientos cuya situación económica sea difícil se verán obligados a redactar un plan económico-financiero que habrán de remitir al Ministerio de Hacienda. En este plan se debe reflejar obligatoriamente, entre otras cosas, una propuesta de fusión con un municipio colindante. Así por ejemplo León y San Andrés del Rabanedo tendrán que presentar una propuesta de fusión municipal entre ellos o con otros, que les permitirá racionalizar los gastos y enjugar así sus cuantiosas deudas.
http://www.congreso.es/public_oficiales/L10/CONG/BOCG/
A/BOCG-10-A-58-1.PDF

En segundo lugar todos aquellos municipios que se fusionen recibirán recursos extra, lo que viene a impulsar aún más la desaparición de municipios financieramente tocados. Esto supone  que León, San Andrés del Rabanedo y Valderas, por ejemplo, que no pueden afrontar el pago de sus deudas en tiempo y forma con los ingresos actuales, deberán fusionarse con otros y pedir así un incremento de las transferencias de recursos desde otras administraciones.

Otra línea de acción de la Ley, que afecta sobre todo a los municipios pequeños, es el establecimiento de las remuneraciones de los alcaldes y el número de cargos con dedicación exclusiva.  En los municipios de menos de 1.000 habitantes, que son la gran mayoría, nadie podría recibir una remuneración por dedicación exclusiva. Esto dejaría sin salario a unos cuantos alcaldes, si bien es cierto que a muchos otros no les afecta. Por otra parte, como hay numerosos Ayuntamientos en el camino de bajar de los 1.000 habitantes, buscarán cómo unirse a otros para mantener las remuneraciones de alcaldes que sí las perciben. Todos los municipios que puedan descender de 1.000, de 2.000, de 5.000 (Fabero, Valencia de Don Juan) o de 10.000 habitantes (Villablino, Bembibre) corren en distinta medida ese riesgo.

Municipios de León y propuesta de fusión de Ayuntamientos.
Fuente: elaboración propia
Otro detalle importante es que la remuneración de los presidentes de Diputaciones equivaldrá a la del alcalde de la mayor población de la provincia. Esto puede inducir procesos de fusión por el interés de aumentar las retribuciones de los cabezas de los partidos, habitualmente elegidos a dedo en estas instituciones. El caso de León, que podría fusionarse con San Andrés del Rabanedo beneficiando así a la presidencia de la Diputación, es uno de ellos.

Ayuntamiento nuevo - León
Un aspecto que puede provocar guerras de intereses en los partidos -mayores de las que ya existen- será la reducción de puestos con dedicación exclusiva tras las fusiones municipales. Por ejemplo, en el caso de San Andrés del Rabanedo caben 10 dedicaciones exclusivas en la situación actual y en el caso de León 18. Tras una hipotética fusión municipal entre ambos, sólo podrán existir 18 ediles con dedicación exclusiva, por lo que los partidos tendrían 10 sueldos menos a repartir.

Otra faceta que no queremos que pase desapercibida es que una parte de la reflotación de los Ayuntamientos se pretende realizar usurpando los bienen comunales que gestionan las Juntas Vecinales. Los planes económico-financieros a que obliga la Ley tienen obligatoriamente que incluir la supresión de estas entidades y la apropiación de sus bienes, un auténtico expolio, algo con lo que Proyecto León no puede estar de acuerdo en ningún caso; antes bien, nuestro grupo aboga por la implantación y el reforzamiento de estas instituciones en todas las entidades de población donde sea posible.




domingo, 22 de septiembre de 2013

Las Juntas Vecinales y la Ley que viene

http://www.congreso.es/public_oficiales/L10/
CONG/BOCG/A/BOCG-10-A-58-1.PDF
Se ha hecho público el texto del Anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. Se trata de una modificación de la preexistente Ley de Bases de Régimen Local, donde se regula el funcionamiento, entre otras instituciones, de las Juntas Vecinales.

Las Juntas Vecinales son entidades inferiores al municipio. En España hay más de tres mil y de ellas un tercio están en la provincia de León. Las Juntas Vecinales leonesas son herederas de los Concejos, una institución tradicional leonesa que ha regulado la vida rural durante siglos de la forma más democrática que se ha conocido hasta ahora y que sigue permitiendo la supervivencia de una amplia red de núcleos de población. Esos Concejos son propietarios de cuantiosos bienes comunales, que ahora administran las Juntas Vecinales, aunque en origen se trate de propiedades privadas colectivas. Proyecto León opina que los Concejos leoneses deberían estar reconocidos en la legislación estatal como una figura singular que merece protección.

La reforma de la Ley de Régimen Local a la que acabamos de referirnos puede producir, si no se modifica, la desaparición de las Juntas Vecinales leonesas, el trasvase de todos los bienes concejiles a los Ayuntamientos y, como corolario, el abandono definitivo de gran parte de nuestros pueblos. En la citada norma se hace alusión a las mismas en varios aspectos:

En el artículo 3 las Juntas Vecinales pierden la condición de entidades locales, es decir, su personalidad jurídica, lo que las elimina como receptoras de numerosas ayudas y posibilidades de cofinanciación. Dado que han sido las Juntas Vecinales quienes han dotado de numerosos servicios a los núcleos más pequeños de población (traída de aguas, cementerio, alumbrado público…), la Ley deja estas poblaciones a merced de la voluntad municipal a partir de ahora, ya que dispondrán de muchos menos recursos para añadir cualquier dotación.

Montes de Utilidad Pública pertenecientes a Entidades Locales Menores de la provincia de León
Fuente: Plataforma de Omaña. Por la Defensa de las Entidades Locales Menores.
http://www.xn--juntasdeomaa-khb.org/wp-content/uploads/2012/09/imagen_MUP.jpg
En segundo lugar, en el caso de Juntas Vecinales que dependan de un Ayuntamiento que esté en dificultades financieras, aquéllas serán liquidadas en favor de éste, que asumirá todos sus bienes. Esto supondrá por un lado, la desaparición de todas las de la municipalidad de León o las de San Andrés del Rabanedo, por poner un ejemplo, aunque nada hayan tenido que ver en la quiebra de esos municipios, y por otro un expolio de los bienes que les pertenecen –de origen privado, por más que sean comunales-.

En tercer lugar se contempla que todas las Juntas deberán presentar sus cuentas, cosa que es positiva. Sin embargo no lo es que en el plazo de solo tres meses desde que se publique la Ley sean liquidadas todas aquellas que aún no hayan satisfecho ese requisito. Si este punto se aplicara a todas las instituciones, es evidente que desaparecerían un alto porcentaje de ellas en un tiempo mínimo. Recordemos que muchos Ayuntamientos presentan los presupuestos de un año al año siguiente y que el control de cuentas de un ejercicio se efectúa con años de demora.

Parece evidente que, con el pretexto de racionalizar el gasto de las Administraciones Locales, la voluntad del Gobierno es la de expoliar los bienes comunales para sanear las arcas de otras instituciones, aunque ello signifique acabar con entidades seculares, que han funcionado bien en general –especialmente cuando las comparamos con las de rango superior-, que no tienen deudas y de las que depende la continuidad del poblamiento rural en muchas zonas.

Proyecto León quiere manifestar que el texto del Anteproyecto debe ser modificado en el sentido de que las Juntas Vecinales han de mantener su estatus y personalidad jurídica, han de presentar sus cuentas en los mismos plazos que los propios ayuntamientos, deben prestar servicios en coordinación y cofinanciación con el Ayuntamiento evitando cargarlas con las que son competencia exclusiva del mismo, y han de ser reforzadas como herramientas de descentralización y de redistribución de la riqueza. Las Juntas Vecinales son un fijador de población de primer orden en el medio rural y pensamos que en ningún caso deben ser liquidadas, sino que se debe hacer todo lo posible para que el Gobierno modifique en tal sentido el Anteproyecto de Ley antes de su aprobación.


En todo caso pensamos que, si de ahorrar se trata, deben olvidarse de las Juntas Vecinales y levantar la mirada hacia otras organizaciones territoriales como las propias Comunidades Autónomas o la organización general del Estado.

lunes, 22 de julio de 2013

La oportunidad del turismo lingüístico


Instituto Cervantes, Madrid.

Fuente: Internet
Dentro de los diferentes objetivos en los que se puede fijar la actividad turística está el centrado en el aprendizaje del español. En el caso de provincias del interior, que no cuentan con el atractivo de las playas, este mercado cobra aún más importancia, puesto que las oportunidades de atraer visitantes presentan un abanico más reducido. Por esta razón en Proyecto León creemos que las acciones encaminadas a potenciar nuestra tierra como destino internacional para la enseñanza del español deberían ser prioritarias.
España contó en el año 2007 con 237.600 estudiantes de español que generaron 462,5 millones de euros, de lo que se deduce que cada estudiante que llegó efectuó un gasto medio de 1.950 euros. Por actividades, las que mayores ingresos presentan son la formación, el alojamiento, la hostelería y el ocio. Los factores relevantes que influyen a la hora de elegir destino son el clima, la oferta cultural, el atractivo turístico, la seguridad o el prestigio de los centros. Asimismo, las actividades complementarias que reclaman los estudiantes de español son las gastronómicas, las visitas a la ciudad, ofertas culturales como teatro o conciertos, deporte, etc.
Por otro lado, el Instituto Cervantes es un organismo público sin ánimo de lucro cuyos objetivos principales son la promoción y enseñanza de la lengua, y la difusión de la cultura de España e Hispanoamérica. Según este Instituto, en el año 2030 habrá 535 millones de personas hablando español (el 7,5% de la población mundial) y será la segunda lengua más hablada, sólo por detrás del chino mandarín. El Instituto Cervantes cuenta con 86 centros que actúan como embajadores culturales en 43 países  del mundo.

Fuente: El País
Es tan importante la enseñanza del español como lengua extranjera que ha sido espectacular el crecimiento de los centros acreditados por el Instituto Cervantes en España. En total existen 518 privados, 53 Universidades y 56 Escuelas Oficiales de Idiomas, destacando los del área del Mediterráneo. Así, Andalucía es la comunidad que más centros acreditados presenta con 42, seguida de Castilla y León con 24, Valencia con 15, y las provincias de Madrid y Barcelona con 14 centros cada una. Podemos decir por tanto, que se está creando una industria del español como lengua extranjera que representa un gran potencial de negocio y crecimiento económico.

Fuente: http://movilidad.universiablogs.net/
En la autonomía de Castilla y León se registraron  46.643 alumnos (2011), el 63% de ellos en centros privados y el 26% en Universidades, siendo Salamanca la provincia que acaparó el mayor número de escolares con el 71,7% del total. Le siguen Valladolid con el 12,3% del alumnado, León con el 5,4% y Burgos con el 2,2%. Viendo estas cifras, en Proyecto León hemos querido indagar sobre la situación de nuestra provincia en esta próspera industria de la enseñanza del español como lengua extranjera. La situación en el ámbito privado es lamentable: salvo los convenios con que cuenta la Universidad con EEUU, Rusia y China, que están funcionando bien y atraen un buen número de estudiantes, no existe ningún centro acreditado para la obtención del DELE (Diploma de Español como Lengua Extranjera), título oficial del Instituto Cervantes. Resulta además inadmisible que la Junta de Castilla y León publicite en Internet  las provincias de Burgos, Segovia y Valladolid como destinos para aprender español y que se omita a Salamanca, que es el principal destino de la Comunidad, y a León, el tercero en número de alumnos, y que nuestras instituciones mas próximas, Diputación, Ayuntamiento, Universidad, …, no hagan nada al respecto.
Hay que exigir a las instituciones un trato acorde a nuestra importancia, y estimular a la iniciativa privada. Asimismo, tanto estudiantes como profesorado de la Facultad de Filosofía y Letras podrían implicarse aún más y articular estrategias en este campo que reforzaran la permanencia de los grados. La enseñanza del español para extranjeros es uno de los pocos negocios probados, seguros y en crecimiento en estos momentos de crisis y León dispone de todos los requisitos que fomentan la elección por los alumnos de español. Aprovechémoslo.

domingo, 7 de abril de 2013

Léon, la oportunidad de un paisaje literario


Fuente: Portadas extraídas de Internet
La situación económica que se vive en España es complicada, un tiempo de turbulencias, de crisis de muchos valores tenidos por casi permanentes, asumidos como principios morales y ciudadanos. Pero hay abundantes ejemplos de que en situaciones similares, momentos de desconcierto, también se generan iniciativas de sectores menos potenciados, más olvidados.

Para quien nos observa desde fuera parece que el único acontecimiento cultural y de atracción turística de León a nivel internacional es La Semana Santa. Recientemente hemos conocido una iniciativa en otra urbe,  Burgos, que se ha erigido como Capital Española de  la Gastronomía en 2013.  Debemos reconocer que la restauración en España es uno de los atractivos potentes, cristalizado por las estrellas y soles repartidos por los comedores de su geografía. En consecuencia esta iniciativa podría haber surgido en cualquier otro lugar, pero lo hizo en éste.  Ha sido una cuestión de ingenio y planificación.

Fuente: Anselmo Reguera
León dispone, además de una gran riqueza gastronómica y monumental, de una riqueza paisajística inmensa. Desde Proyecto León estamos convencidos de que este patrimonio natural, cultural e histórico es fundamental para el crecimiento y desarrollo de la provincia, pero no el único. Por añadidura somos depositarios de una industria intelectual que es conocida, pero muy poco valorada en términos prácticos aquí: la producción literaria. Se trata de una industria gestionada incluso por los mismos autores; escritores que
Ventresca de atún a la plancha, jugo de pimientos asados y un aire de cecina
Restaurante Cocinandos. Una estrella Michelín.
con enormes esfuerzos y con una voluntad meritoria siguen ofreciéndonos pequeños y grandes relatos en los que evadirnos de la cotidianeidad; pero en otro nivel se sitúan numerosas figuras asentadas ya en el olimpo de las letras españolas. Al hilo de este fenómeno León es una provincia que puede abanderar el buen uso del castellano -un negocio creciente del que se habla con insistencia-, pero además puede ligarlo a la sobresaliente producción literaria que atesora.


Fuente: Portadas extraídas de Internet
Tenemos autores que nos representan, y no sólo en España, sino a nivel internacional como Luis Mateo Díez, Julio Llamazares, José María Merino, Antonio Pereira, Juan Carlos Mestre, Juan Pedro Aparicio, Antonio Gamoneda, Andrés García Trapiello, Antonio Colinas, Raúl Guerra Garrido...  y también literatura nueva que cada día nos sorprende: Artigue, Magaz, Menéndez, Conejo...  Quizás la iniciativa deba surgir de los propios escritores, aunque su labor principal ya está hecha. También puede hacerlo de los empresarios editoriales, más abundantes que en otras provincias, y de los medios de comunicación, aunque en ambos casos también aportaron ya sus esfuerzos para dar a conocer mejor la pléyade de escritores leoneses.  Las ferias internacionales del libro seguramente volverán, pero no se puede esperar pasivamente.

Fuente: Portadas extraídas de Internet
Por todo lo expuesto, Proyecto León considera que sería un acierto utilizar todos esos recursos unidos y tratar de fomentar una marca duradera para la provincia que englobe estos tres grandes patrimonios: el paisajístico, tanto natural como monumental, el gastronómico y el literario. Proponemos una máxima: “León, Paisaje Literario”. La iniciativa literaria, creemos, debiera permanecer como sello cultural para orientar la promoción turística, como un identificador nacional e internacional de León; un marcador que bien puede acompañar a una buena propuesta gastronómica, con productos típicos desconocidos para la gran mayoría de los visitantes, al lado de una creciente elaboración de platos de autor, un auténtico circuito de la innovación en los fogones a precios más que razonables.

Fuente: Portadas extraídas de Internet
La literatura está entre nosotros porque, a la vista de la multitud de autores, es parte del alma leonesa. Quizás no hemos sabido concretar esa pulsión que, por el pensamiento, por la situación geográfica, y podríamos decir que hasta por el clima y el paisaje, emana de León. Esta ausencia nos muestra el alma de un pueblo sencillo, sin alardes de grandeza, de gentes agradables en el trato diario, de embajadores a título individual allá donde vamos. La sensibilidad parca en palabras que encontramos en nuestra personalidad cazurra se torna expresividad en la producción literaria, que refleja la riqueza de un microcosmos, de un mundo interior leonés. En conclusión esta tierra nuestra guarda un poder arcano que se manifiesta en filandones y relatos, en viajes inmensurables compartidos por todos los que habitamos estos paisajes. “León,  Paisaje Literario” es la puerta a un universo donde cabe la naturaleza y el patrimonio monumental, los autores afamados y la cocina tradicional e innovadora, la leyenda y el callejeo, pero siempre con el hilo conductor de la literatura que lo envuelve todo.

León tiene así una oportunidad nunca explotada: la carta de presentación a través de sus escritores, que son un patrimonio de lo más destacado. Nuestros representantes políticos deberían tomar conciencia de ello, y fomentar y apoyar la iniciativa turística en este campo.  Disponen de un instrumento diferencial para hacer llegar una oferta total al resto del mundo de la mano de un concepto: “León, Paisaje Literario”.


miércoles, 13 de marzo de 2013

León y el turismo peregrino


Fuente: http://www.elalmanaque.com/turismo/xacobeo/caminos.htm
León, como no podía ser de otra manera, es un eslabón más en la cadena de la crisis que sufre España, pero tiene sus propias peculiaridades. La primera de ellas es que el declive comenzó mucho, mucho antes que en el resto del país. Este hecho se confirma al repasar la historia de algunos sectores clave como el carbón, la agricultura y la ganadería, y, como síntesis que aglutina todo el problema, la despoblación, creciente en los últimos veinte años con especial incidencia en los más recientes. Ni siquiera nuestra universidad, aportando formación de alto nivel a los jóvenes leoneses o haciendo estudios, previsiones y estrategias, ha conseguido cambiar la tendencia.

Concha de Peregrino
Para salir de la crisis, tanto en España como en León, parece universalmente aceptado que tenemos hoy por hoy dos pilares básicos y casi únicos que son las exportaciones y el turismo. León tiene unos sectores comercial e industrial agroalimentarios de cierta entidad, que están haciendo esfuerzos por desplegar sus ventas fuera de León. No ocurre lo mismo con el turismo; así unos meses atrás la prensa local publicó datos de 2012 donde daba cuenta de que ese año León perdió más del 12% de turistas, que tuvo un grado de ocupación hotelera de sólo el 36%, que el número de pernoctaciones disminuyó un 17 % en el mes de agosto y de que León fue la tercera provincia con menos pernoctaciones de la Comunidad. Estos datos suponen el peor balance turístico de los últimos 15 años. El turismo rural no registró mejores porcentajes y en agosto los viajeros disminuyeron un 22%, siendo el doble la merma si consideramos el turismo extranjero. Ante esta situación el CEL ha pedido al Ayuntamiento y a la Diputación mayor esfuerzo para diseñar campañas que potencien la marca turística de León.

Fuente: http://leonjoven.net/albergue-de-peregrinos/
Página temporalmente cerrada
Pues bien, recientemente  la Asociación de Amigosdel Camino de Santiago de León , ha hecho públicas las estadísticas de peregrinos llegados a la ciudad durante el año 2012; caminantes que se han registrado y alojado en los albergues de la ciudad. Resumiendo: al albergue municipal, con una media anual de 20.000 usuarios, se le calcula 4.000 personas, ya que se cerró el 20 de junio, en el momento de mayor afluencia de peregrinos -justo cuando podía rentabilizarse-; el albergue de la Fundación Ademar, abierto recientemente, recogió 4.500 y el albergue de las Madres Benedictinas (las Carbajalas) 25.607 peregrinos -un 7% más que el año anterior-, de los cuales el 74% eran extranjeros y procedían de 96 países diferentes. Aquí no están incluidos los miles de caminantes que se hospedaron en otros establecimientos hosteleros o que pernoctaron en albergues próximos a León.

Estos datos demuestran el enorme escaparate que supone el Camino de Santiago para el turismo de León y lo barato que resulta para nuestra promoción. Se trata de gente que viene aquí, que no hay que ir a buscar, que nos conoce -aunque sea brevemente- y a los que, si les hemos encandilado con nuestro enorme patrimonio natural, histórico, gastronómico y de hospitalidad, haremos regresar, seguramente acompañados, para conocernos mejor.

Fuente: Gregorio G. Aller. Proyecto León
Señores del Consorcio de Turismo y de las instituciones asociadas: no busquen más yacimientos afuera sin antes explotar los que ya tenemos en casa. Hacer venir a alguien para que nos conozca es harto difícil, por lo que desperdiciar este stand gratuito es un atentado contra la economía leonesa y su salida de la crisis. En este contexto no conseguimos entender que el Ayuntamiento de León se niegue a reabrir el albergue municipal, sin uso alternativo hoy por hoy, a pesar de tener ofertas sin coste, según sus propias manifestaciones; y entre ellas la de la propia Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León, que se ofrece a compartir los beneficios.

En la dramática situación económica y social en que nos encontramos, los leoneses no merecemos esta pasividad ni la pésima imagen que estamos dando a tantos peregrinos, a los que ni siquiera ofrecemos -como se hacía y hace en nuestra tradición provincial-  el “palo de los pobres”, un lugar donde pernoctar. Reaccionen, por favor, y aprovechen las oportunidades que tenemos, oportunidades sin coste, que no abundan y que suponen un auténtico tesoro para nuestra economía.

jueves, 31 de enero de 2013

La demorada reforma de las Administraciones Públicas


Proyecto León viene reclamando desde 2009 una reforma de las administraciones públicas que adapte sus estructuras, surgidas en algunos casos hace más de 150 años, a las necesidades de una sociedad moderna del siglo XXI. Si bien el Gobierno de España se marcó como prioridad esta reforma a partir de la entrada efectiva del Partido Popular, en enero del año pasado, aún no se ha producido cambio alguno en ese capítulo, salvo el de incrementar el número de desempleados del sector público. Intuimos que, al contrario de lo que ha sucedido con otras reformas, como la laboral o la financiera, existen intereses que retienen esta iniciativa gubernamental.
Casi simultáneamente se han publicado dos anteproyectos de ley: el de “Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local” del gobierno central y el de “Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio” del gobierno autonómico. Esta coincidencia viene a reconocer la necesidad de reformas que con tanta insistencia hemos reclamado desde Proyecto León durante los últimos 4 años. Por ser esencial en el conjunto del Estado, vamos a centrarnos en el anteproyecto de Castilla y León, territorio que con un 5% de la población reúne un 25% de los ayuntamientos de España y donde la mayor parte no alcanza los 1.000 habitantes.
La exposición de motivos que justifica el borrador autonómico, es un canto a la “eficiencia, sostenibilidad y racionalidad”, donde se hace hincapié en la necesaria suficiencia financiera de las entidades locales para exponer a renglón seguido, que no se suprimirá ningún ayuntamiento. Como sabemos que son numerosos los que presentan insuficiencia financiera y prácticamente todos insuficiencia de servicios,  nos preguntamos cómo se logrará subsanar lo que es una contradicción in terminis. Viene seguidamente el enunciado de que se evitará la creación de nuevas estructuras administrativas y que se simplificará la gestión pública. A partir de ahí todo entra en conflicto con lo expresado en la exposición de motivos. En resumen: el anteproyecto retuerce sus objetivos iniciales para acabar proponiendo lo contrario.
En primer lugar se pretende crear por encima de los ayuntamientos las “Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio” (UBOST) para prestar los servicios esenciales, ya que los ayuntamientos no son eficientes para hacerlo (¿para qué sirven entonces?). En segundo lugar se crean las “Áreas Funcionales Permanentes” (AFP), que no coinciden con las UBOST. En tercer lugar se pueden crear las “Áreas Funcionales Estratégicas” (AFE), que tampoco coinciden con las UBOST ni con las AFP. Por encima de éstas se mantienen además las Diputaciones, que en el anteproyecto estatal está previsto que hagan todas esas funciones (¿?). Aparte de esto se impulsa la implantación de la administración electrónica a fin de resolver cuantos trámites sea posible por internet, lo que permitiría la centralización de muchas gestiones, hoy desperdigadas entre diversas administraciones.
Nos preguntamos qué ventajas para los ciudadanos tiene este galimatías, que incrementa en 3 los escalones administrativos, frente a una fusión de ayuntamientos con el reforzamiento del papel de las juntas vecinales. La Junta de Castilla y León propone establecer 7 escalones  (Junta Vecinal, Ayuntamiento, UBOST, AFP, AFE, Comarca y Diputación) a partir de los 5 que existen actualmente. Si consideramos las mancomunidades, Proyecto León propone pasar de los 5 niveles actuales a 3 (Juntas Vecinales, Ayuntamientos y Diputaciones) mediante una fusión de municipios que haga innecesaria la mancomunación. No tiene sentido hablar de eficiencia cuando con menos recursos se multiplican las instituciones, lo que conllevará presupuestos añadidos, gastos corrientes, dietas, etc. Es contradictorio hablar de simplificación cuando se multiplican los centros de decisión. No se puede argumentar racionalidad cuando se mantienen ayuntamientos insolventes y minúsculos cuyas funciones pueden ser asumidas por una junta vecinal.
En definitiva, Proyecto León no entiende qué se pretende con el anteproyecto de ley de ordenación del territorio de la Junta de Castilla y León. Si encontramos una orientación manifiesta en este borrador es la de mantener a alcaldes y concejales en sus puestos aun a costa de sacrificar servicios a los ciudadanos. No es posible prestar más y mejores servicios sin reducir los costes de administración y sin mejorar la ejecutividad y rapidez en la toma de decisiones. Creemos que eludir la simplificación de municipios esconde intereses de partido y abona las tesis de quienes creen que nada importa a la clase política cuando de defender sus privilegios se trata.